Conservación

Desde La Sabina desarrollamos y colaboramos en diversas iniciativas de conservación con el convencimiento de que nuestras actividades fotográficas y conservacionistas están estrechamente relacionadas, a la vez que conservación y fotografía se retroalimentan mutuamente: si no podemos mantener los espacios y la fauna que los habita difícilmente los podremos fotografiar, al tiempo que la fotografía de este patrimonio es una magnífica herramienta para darlo a conocer.

Conservación del águila perdicera

El águila perdicera es una de les especies amenazadas de Cataluña con una población de 65 parejas.

En un proyecto piloto para conjugar la fotografía y la conservación de esta especie, desde La sabina y en colaboración con el Departament de Territori i Sostenbilitat de la Generalitat de Catalunya se han detectado las molestias que padece la pareja de águila perdicera de la zona y se han tomado distintas medidas correctoras para minimizarlas. Se ha llegado a acuerdos con cazadores para excluir la zona de nidos de la caza, con el obispado para prohibir los petardos en bodas y eventos en una ermita cercana a los nidos, se realiza un seguimiento de la pareja y del éxito reproductor y se ha instalado un punto de alimentación suplementaria.

Todas estas actuaciones han llevado a que después de años de fracasar en la reproducción, desde 2012 se ha pasado de 0 a una mediana de 1,2 pollos/año, siendo la media catalán de 0.7-0.8 pollos / año.

Estudio del plumaje del águila perdicera

El águila perdicera es una especie amenazada objeto de importantes esfuerzos de seguimiento y conservación, y el proyecto de Montsonís está aportando su grano de arena con una mejora clara de su éxito reproductor. Por otra parte, gracias a la continuidad de las fotografías, se puede hacer un seguimiento a lo largo del tiempo aportando datos sobre individuos y mudas para detectar cambios que de otro modo podrían pasar desapercibidos (también se está haciendo un estudio de sus plumajes).

Es por eso que las fotografías que permitan visualizar estos cambios a lo largo del tiempo son de gran ayuda. Si has estado con nosotros fotografiando las águilas perdiceras, llamamos a tu colaboración, aportando al estudio fotografías donde el plumaje de cuerpo y alas abiertas por la cara inferior se vea con claridad.

Si deseas colaborar, nos puede enviar fotografías en una posición similar a las fotos de arriba (importante indicar la fecha y el autor). En ningún caso las fotografías se harán públicas y en caso de que hubiera interés en incluir alguna de estas fotografías en una publicación sobre los plumajes, previamente os pediríamos la autorización pertinente.

Las fotografías las puede enviar a un tamaño de 1600 pixels de lado largo a fotos@lasabina.cat

Con la colaboración de:

Custodia del territorio

Somos una entidad de custodia del territorio y como tal tenemos acuerdos con distintos propietarios e instituciones locales para la gestión de algunos terrenos para la conservación y fotografía de especies. De esta forma nosotros podemos llevar a cabo nuestras actuaciones, al mismo tiempo que favorecemos la fauna y el propietario obtiene también su beneficio.

Recuperación de charcas en los secanos

El abandono de la ganadería extensiva ya hace años ha comportado con el paso del tiempo la pérdida de charcas donde antes iban los rebaños a calmar su sed. Muchas de estas charcas eran vitales para la fauna que encontraba en ellas lugares donde reproducirse (caso de anfibios e invertebrados) o lugares donde ir a beber y refrescarse en los días más calurosos de verano (aves y mamíferos) . Con la financiación parcial de la Fundación Biodiversidad y el apoyo del Ayuntamiento de Balaguer hemos emprendido junto con la Societat Catalana d'Herpetologia un proyecto para recuperar cinco de estas balsas en los secanos de La Noguera, cerca de donde tenemos algunos de nuestros hides fotográficos. Un pequeño retorno en forma de mejora de hábitat a estos ambientes duros y áridos, pero también tan sorprendentes.

 

 

Septiembre 2018

Después de una primavera extremadamente lluviosa y de algunos "impedimentos" de última hora -en julio una pareja de ortegas hizo el nido a escasos 250 metros de una de las balsas !!! - finalmente hemos podido iniciar los trabajos de restauración . Se ha impermeabilizado la cubeta de las que tenían pérdidas, se ha mejorado la captación de agua por escorrentía superficial y se ha facilitado el acceso a las que podrían ser usadas por las aves, rebajando los pendientes y eliminando el exceso de vegetación en algunos puntos. En un bosque de ribera del río Farfanya se ha creado una balsa nueva para anfibios excavando hasta el nivel freático.

Antes de seguir con los trabajos tendremos que esperar las tormentas de otoño para asentar los trabajos de esta primera fase y seguir con el proyecto.

 

Noviembre 2018

Las lluvias del otoño han empezado a llenar las balsas. De momento tienen un aspecto algo desangelado. Esperaremos a que se asienten los material, se asienten los sedimentos para hacer una valoración de esta primera fase y decidir las actuaciones pertinentes para encarar el invierno y el inicio de la primavera del año próximo.

 

Con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Fundación Biodiversidad:

Cernícalo primilla / Aguilucho cenizo

El cernícalo primilla desapareció de Cataluña a mediados de los 80 debido a la transformación del hábitat básicamente por intensificación agrícola (transformación a regadío, uso de pesticidas, falta de edificios viejos donde criar…). Desde principios de los años 90 y gracias a un largo proyecto de cría en cautividad y reintroducción, el cernícalo primilla se ha recuperado y en la actualidad cuenta con unas 160 parejas en Cataluña (un centenar en los secanos de Lérida). Entre otros, ha sido fundamental por esta recuperación habilitar edificios viejos o otros de nueva construcción para que los cernícalos pudieran nidificar.

El aguilucho cenizo es una especie estival nidificante muy localizada y escaza en Cataluña. Estuvo a punto de desaparecer llegando a solo dos parejas reproductoras en Cataluña. Desde la Generalitat se inició en 1986 una campaña de localización y protección de nidos en los campos de cereal, que ha conseguido elevar a 60 el número de parejas que nidifican actualmente en la plana de Lleida.

Desde 2012 montamos escondites para fotografía de cernícalo primilla en las cercanías de una colonia de cría de la Plana de Lleida y en los territorios de cría de distintas parejas de aguilucho cenizo.

En contrapartida, colaboramos en la conservación de estas especies, con el Departament de Territori i Sosteniblitat de la Generalitat de Catalunya aportando material a las campañas anuales de seguimiento y conservación de ambas especies.

Mantenimiento de muladares

Desde los años 80 la administración y entidades privadas gestionan muladares para aves necrófagas en puntos del área de distribución de estas aves. Estos muladares quieren sustituir los muladares tradicionales donde se depositaban los cadáveres de ganado que moría en los pueblos de montaña y que poco a poco habían ido desapareciendo. Resultaron indispensables para la recuperación de especies como el buitre o el quebrantahuesos.

Desde su fundación, La Sabina ha llevado a cabo la gestión turística de cuatro muladares particulares para aves necrófagas lo que ha permitido tanto la finalidad conservacionista de los mismos como su financiamiento gracias a la actividad fotográfica.

Se da la circunstancia de que unos de estos muladares es de gran importancia para la población catalana de alimoche llegándose a concentrar más de 60 individuos en fechas cercanas a la migración post-nupcial (recordamos que la población leridana es de unas sesenta parejas de las 80 de toda Cataluña.

Hacking de lechuza

La lechuza es una especie considerada Vulnerable en Cataluña y en declive a nivel europeo. El «hacking» es una técnica para asentar individuos en un territorio donde la población haya desaparecido o disminuido, a partir de pollos que son alimentados en un nido artificial antes de liberarlos.

En colaboración con el Centre de Protecció de Fauna de Vallcalent (Generalitat de Catalunya) se realizan regularmente hackings de lechuza en Montsonís. Además de contribuir a la repoblación de la especie, también se divulga el conocimiento y problemática de la especie entre la población.

Educación

Para fomentar el conocimiento de distintos aspectos del Patrimonio Natural entre el público generalista, hemos desarrollado algunas iniciativas lúdico-didácticas como son, entre otros, el proyecto «Terres de rapinyaires» con el juego de cartas “Rapinayires” para concienciar a la población sobre la riqueza que supone tener estas aves rapaces en el territorio. También los cursos on-line sobre el lago de Ivars i Vila-sana para apoyar las actividades presenciales que desde la recuperación del lago organiza Egrell con la colaboración del Consorci de l’Estany d’Ivars i Vila-sana y de esta forma contribuir a la difusión y conocimiento de los valores naturales del espacio y su conservación.